El Mercado de la Encarnación es la razón de ser del proyecto Metropol Parasol. Hasta 1842 este solar acogía un convento medieval que, con el paso de los años, se convirtió en el primer mercado de abastos de la ciudad de Sevilla en 1842. Debido a problemas estructurales se demolió en 1973 y desde entonces hasta ahora, el que fuera un punto neurálgico a nivel económico, se convirtió en un solar vallado durante 37 años. Los mismos años que estuvieron los comerciantes del mercado ubicados en un emplazamiento provisional.

En junio de 2004 se convocó un concurso internacional de ideas para terminar con la precaria situación de los mercaderes y fue entonces, con la decisión del jurado a favor del proyecto Setas de Sevilla de Jürgen Mayer, cuando empezó a tomar forma el nuevo Mercado de la Encarnación.

En la actualidad, Setas de Sevilla contiene a nivel de pie de calle uno de los mercados de abastos más modernos del mundo. En 2.200 metros cuadrados se ubican 40 puestos de casi 20 metros cuadrados distribuidos en islas cuadradas cuádruples que permiten que cada puesto exponga su género en ángulo recto.

Frutas y verduras; pescados y mariscos; carnes y chacinas; recova, comestibles, charcuterías, congelados, bares y joyería comparten también zonas comunes para carga y descarga, oficina, cámaras frigoríficas, vestuarios, almacén de envases y cocina para preparación de alimentos.

Translate »